lunes, 12 de febrero de 2018

Mi corazón herido

                                                                                         Imagen:  Patricia Chica.


                                                                           Después de viajar por muchos pueblos y muchos mares,
                                                                         llego, hermano mío, para estas modestas exequias
                                                                         a obsequiarte con la última ofrenda a los muertos
                                                                         y a hablarle en vano a tus cenizas mudas...
                                                                                                                                                   Cátulo
Y a hablarle en vano a tus cenizas mudas
vuelvo a menudo y siempre,
porque no se acostumbra mi sangre a detenerse
frente al muro de ausencias de la muerte.
Tú, mi igual en un tiempo que se aleja,
mi corazón herido,
mi desgarro.
                                  
                                         



No hay comentarios:

Publicar un comentario